102580 Santa Monica BLVD Los Angeles +3 045 224 33 12

Follow Us on

09 de Noviembre 2015

Proteger la Constitución es defender la libertad

La declaración aprobada  en el Parlamento Catalán, más allá de su carácter de simple declaración formal, supone el fracaso total de la política catalana, enfangada entre los gestos de provocación y la realidad legal. Pero la mera confianza en el cumplimiento de la  ley no puede llevarnos a seguir  impasibles. La CUP ha forzado, sin contrapartida alguna en favor d ela gobernabilidad de Cataluña, una declaración  en sede parlamentaria  a los pocos días de haber reconocido que no hay una mayoría ciudadana que apoye en  propuesta secesionista, lo cual representa un despropósito antidemocrático de tal calibre que exige de todos nosotros  una respuesta serena, pero firme, en defensa del marco constitucional. La serie de disparates en los que ha incurrido el señor Mas han llevado a Cataluña a esta grotesca situación, y no hay más culpable que él en este intento de llevar a un parlamento a propugnar por escrito la conculcación de las leyes vigentes.

La Constitución Española de 1978 es una constitución sólida y a la vez permeable. Una constitución que permite sentarse en el Parlamento incluso a quienes manifiestan su intención de acabar con ella mientras lo pretendan mediante el uso de la palabra y desde el respeto a las leyes, no es una Constitución débil sino todo lo contrario, y por eso podemos y debemos confiar en ella siendo conscientes de que contempla mecanismos suficientes para dar respuesta a lo que no es otra cosa que un atentado puro a la esencia de la democracia misma.

Pero ello exige unidad en torno a un Gobierno que se vea apoyado por los partidos democráticos  en la respuesta, pero que al mismo tiempo se apoye en ellos. El peor escenario posible para la Nación, el mejor para los independentistas, sería el espectáculo de la división y la discusión entre nosotros, alimentado por la cercanía de unas elecciones generales.

En España podemos discutir, debatir, y llegar a acuerdos o no sobre cualquier cuestión, incluida la propia concepción del Estado, la reforma de la Constitución o incluso la independencia de un territorio. Yo puedo entender perfectamente que exista gente que quiera la independencia de su región, como entiendo que haya quien prefiera recentralizar el gobierno, convertir España en una República o ahondar en el federalismo… Pero nada de esto es posible si no defendemos en primer lugar y sin fisuras  el respeto a las leyes y a la Constitución vigente como premisas ineludibles.

Por eso no es momento ahora de entrar en debate sobre quién lo ha hecho mejor o peor, ni a quien conviene más o menos responder o no. Ahora toca cerrar filas, como ha hecho el Partido Socialista Obrero Español, junto al Presidente del Gobierno para responder de forma oportuna a este auténtico golpe democrático auspiciado por un partido que se declara anti-sistema, pero que pretender utilizar los mecanismos que el sistema pone en sus manos sin aceptar las reglas del mismo.

Nuestras diferencias con el Partido Popular y con el presidente Rajoy sobre la forma de abordar el diálogo con los partidos y las instituciones catalanas son evidentes y manifiestas. Pero ahora toca que el Presidente del Gobierno lidere una respuesta conjunta, acordada con todas las fuerzas democráticas,  para ser firmes en el cumplimiento del deber de cada institución, mantener la serenidad y la proporción en la respuesta, y recuperar finalmente las vías rotas de diálogo con Cataluña y con el resto de España para seguir creciendo juntos como nación en el seno de Europa.

No se trata de que el Presidente llame a Pedro Sánchez, o a los otros líderes, para que digan sí o no a lo que se le puede haber ocurrido. Se trata de que todos puedan aportar propuestas e ideas de forma que la acción del gobierno sea la mejor posible. Ningún gobierno se equivocó nunca por hablar y escuchar a los demás. Y en la defensa de la Constitución Española de 1978, y del imperio de la Ley como primera garantía de democracia, siempre estaremos al lado del Gobierno de España, lo ostente quien lo ostente.

 

Emiliano García-Page Sánchez
Presidente de Castilla-La Mancha

09 Noviembre 2015
  • artur mas, autonomía, blog de garcía page, castilla la mancha, cataluña, emiliano garcía-page. garcía page, estatut, independencia, presidente de castilla la mancha, soberanía
  • Comentarios entrada 0

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche aquí para más información.

    ACEPTAR